Los contratos por diferencia son conocidos por sus siglas en inglés, CFD (Contract for Difference). Con un contrato como estos se puede intercambiar la diferencia del precio de cierto instrumento financiero en el momento de apertura de dicho contrato con su precio en el momento de cerrar el contrato. Son instrumentos puros de especulación, que conllevan mucho riesgo pero también grandes beneficios.

Se crearon en el Reino Unido alrededor de 1950 por los fondos de inversión libre para poder negociar operaciones con mucho apalancamiento, es decir, con compromisos superiores a la liquidez de la que se dispone. Con respecto al apalancamiento, es importante considerar que las inversiones con este tipo de contratos sólo son adecuadas para realizarse por operadores con conocimientos profundos sobre los riesgos asociados y el funcionamiento de los mercados financieros, debido a que en caso de ser negativo el resultado de una operación de este tipo para el trader las pérdidas pueden ser cuantiosas.

Los CFD son instrumentos derivados OTC (por sus siglas en inglés, Over-The-Counter), es decir, que no cotizan en un mercado organizado. Originariamente, estos instrumentos sólo eran accesibles para el inversor institucional, pero hoy en día se han convertido en una herramienta de negociación muy popular entre los pequeños inversores de todo el mundo.

De hecho, le están ganando terreno a la inversión tradicional gracias a su flexibilidad al momento de operar, el fácil acceso a mercados que tradicionalmente no son accesibles al cliente minorista y algunas de sus ventajas, mismas que mencionaremos a continuación:

  • Cuentan con la misma liquidez que las acciones
  • Sólo debe movilizarse una pequeña proporción (usualmente el 10%) del valor global de la posición del inversor, por lo que puede gestionar de manera más eficiente su capital.
  • Permiten el apalancamiento, gracias al cual se abre la posibilidad de obtener una mayor rentabilidad en operaciones en la Bolsa. Esto se debe a que no se necesita pagar el valor total de activos que se está comprando o vendiendo, sino sólo la cantidad exigida por la garantía (que suele ser el 10% del valor efectivo de la operación).
  • Se puede obtener beneficio de tendencias alcistas como bajistas del mercado, porque se pueden abrir posiciones cortas (ventas) o posiciones largas (compras).
  • No se necesitan renovaciones para mantener el contrato vigente y abierto, porque este tipo de contrato no tiene vencimiento.
  • Tienen liquidaciones diarias, por lo que se añaden o se cargan en la cuenta del operador las ganancias o pérdidas al cierre de cada sesión. Esto quiere decir que cada vez que el mercado cierra oficialmente la sesión, la cuenta se pone al día.
  • Las operaciones con estos contratos son relativamente simples porque no cuentan con una mecánica complicada, por ello se han hecho tan populares en los últimos años.
Ipgtrader
0

¿Qué es el beneficio por acción?

El BPA (beneficio por acción, conocido también por sus siglas en inglés: EPS – Earnings Per Share) es la parte del beneficio neto total de una empresa que le corresponde a cada una de las acciones que componen su capital social. La evolución del BPA de una empresa a lo largo de los años es clave para valorar la rentabilidad que se puede esperar de invertir en acciones de esa empresa. Es más importante para un inversor conocer el BPA que el beneficio total de la empresa, porque se compara mucho más fácilmente con la cotización debido a que es una cifra más manejable.

Tipos de Acciones

Acciones Comunes

La mayoría de las acciones se emiten de esta forma; representan propiedad en una compañía y derechos o dividendos en una porción de las utilidades. Con cada acción común, los inversores obtienen un voto.

 Acciones Preferenciales

Estas acciones por lo general tienen características distintas a las comunes, como por ejemplo su pago prioritario al resto de acciones en caso de quiebra de la empresa.

 Otros tipos de Acciones

Las empresas pueden personalizar distintas clases de acciones para adaptarlas a sus necesidades. Cuando hay más de una clase de acciones, suele designárseles como Clase A, Clase B, y así sucesivamente. También se da el caso de llamarlas por números de serie, aunque no es tan común.

¿Qué es la cotización de una acción?

Es importante mencionar que la cotización de una acción no es su valor real o ‘justo’, sino su precio en el mercado. Se puede establecer un valor aproximado de las acciones al estudiar sus resultados y dividendos y después comparar ese valor con el precio de mercado. Si es muy elevado en el mercado se dice que está sobrevalorado, y si es menor entonces está infravalorado. Esto no quiere decir que sea o no apropiado invertir en acciones de alguna empresa, simplemente es un análisis cuyo resultado sirve como punto de referencia para apoyar la toma de decisión. De hecho, no es común que una acción cotice a su precio ‘justo’, pues ese precio varía dependiendo las circunstancias y el enfoque que se dé a su análisis y determinación.

Beneficios de la inversión en el mercado de acciones

Las acciones permiten obtener las mayores rentabilidades, es por ello que muchos inversores las eligen. Además, a largo plazo no hay otro tipo de inversión que pueda ofrecer mejores resultados; las inversiones en este mercado tienden a crecer más que cualquier otro tipo de inversión. Como son volátiles, en ocasiones puede no ser evidente un beneficio a corto plazo pero es altamente probable que en algún de la posteridad el valor de las acciones suba nuevamente en caso de que haya caído. Cuando se obtiene asesoría de profesionales expertos en el tema de la inversión en este mercado, puede reducirse el riesgo de inversión hasta un valor aceptable teniendo en cuenta la rentabilidad esperada de la misma.

Ipgtrader
0

Definición de acción

Las acciones son el número determinado de partes por las que está constituido el capital social de las empresas. Este número puede aumentar o disminuir si la empresa realiza ampliaciones de capital o amortizaciones de autocartera, respectivamente. Todas las partes o acciones que componen el capital de una empresa son exactamente iguales, les corresponde la misma parte proporcional del beneficio o utilidad y también el mismo dividendo.

 Esta es la característica esencial que diferencia el comprar acciones de el comprar inmuebles, pues con éstos últimos sucede justo lo contrario: todos son diferentes. Además, como cada día se negocian en el mercado millones de acciones muy parecidas a las que tenemos o deseamos tener, es fácil darse una buena idea de lo que costará adquirirlas o de cuánto se podrá obtener por ellas.

Tipos de Acciones

Acciones Comunes

La mayoría de las acciones se emiten de esta forma; representan propiedad en una compañía y derechos o dividendos en una porción de las utilidades. Los inversores obtienen un voto por acción para elegir a los miembros de la junta de consejo, quienes supervisan las decisiones importantes adoptadas por la dirección de la empresa.

En el largo plazo, las acciones comunes producen altos rendimientos, aunque operarlas implica un mayor riesgo. Este riesgo es que en caso de que la empresa se declare en quiebra y liquide, los accionistas comunes recibirán dinero hasta que se hayan pagado deudas a los acreedores, obligacionistas y accionistas preferenciales.

 

Acciones Preferenciales

Estas acciones también representan algún grado de pertenencia en una empresa, pero por lo general tienen características distintas a las comunes además de su cobro prioritario en caso de quiebra. Podría decirse que se encuentran entre los bonos y las acciones comunes, aunque es importante analizar el caso de estas acciones en cada empresa porque no siempre ofrecen los mismos beneficios o riesgos.

 

Otros tipos de Acciones

Los dos tipos que mencionamos anteriormente, comunes y preferenciales, son los más usuales. Sin embargo, las empresas pueden personalizar distintas clases de acciones dependiendo lo que deseen. Por ejemplo, a unas acciones puede asignárseles cierto poder de voto y a otras uno distinto. Cuando hay más de una clase de acciones, suele designárseles como Clase A, Clase B, y así sucesivamente.

 

¿Cómo comprar acciones?

Para comprar acciones o venderlas es necesaria la ayuda de un bróker, quien está autorizado para comprar y vender acciones en el mercado. A cambio de una comisión, esta empresa o persona corredora de bolsa puede comprar o vender cuantas acciones de alguna empresa desee el cliente.

 

Actualmente, lo habitual es registrarse en el sitio web de algún corredor de bolsa para abrir una cuenta. Para completar ese proceso será necesario un trámite y la entrega de ciertos papeles, dependiendo de la empresa. Una vez abierta la cuenta, desde su página podrán los clientes elegir qué desean comprar o vender en el mercado de acciones.

19 noviembre, 2014
Blog Estrategia en acciones
Ipgtrader
0

apoyo en asesorias financierasLa asesoría financiera es el servicio que brinda un asesor financiero. Dicho asesor analiza el perfil de riesgo y las necesidades de su cliente, y posteriormente dará sus recomendaciones de inversión, asesorando al cliente según sus circunstancias y necesidades actuales (pueden ir cambiando y adaptándose a distintos momentos y circunstancias). Su propósito es enseñar al cliente conceptos sobre el dinero y cómo administrarlo, para que pueda tomar decisiones financieras informadas y así planificar y alcanzar sus objetivos.

 La base de un buen asesoramiento financiero es la relación entre el asesor y el cliente, pues ésta se basa en la confianza. Por esto, todas las recomendaciones del asesor deben ofrecer independencia y objetividad, teniendo siempre en cuenta el escenario a largo plazo.

 Algunos de los propósitos de la asesoría financiera son ayudar a los clientes asesorados a:

  • Fijar metas financieras e incluso personales
  • Evaluar su estado financiero
  • Desplegar un plan de acción realista y coherente para alcanzar sus metas financieras y personales
  • Ejecutar su plan de acción y dar a éste el seguimiento correspondiente
  • Conocer cuál es su mejor opción de ahorro para el retiro
  • Manejar herencias o algún otro ingreso de carácter inesperado
  • Enfrentar crisis financieras
  • Progresar económicamente
  • Estar preparados para la planeación de diversas situaciones familiares como:

o   Contracción de matrimonio

o   Divorcio

o   Nacimiento de un bebé

o   Adopción de un infante

o   Cuidado de familiares de la tercera edad

o   Ahorro para la educación de los más jóvenes de la familia

  • Mejorar su calidad de vida por tener la capacidad de generar riqueza
  • Seleccionar inteligentemente los distintos tipos de créditos, poniendo atención en cobros adicionales y en los beneficios de pagar a tiempo
  • Mejorar su estado de salud al reducir los niveles de estrés por las preocupaciones económicas
  • Tener finanzas estables y preparadas para enfrentar cualquier crisis, a través de la diversificación de ingresos y de un fondo de emergencia
  • Seleccionar instrumentos financieros apropiados para que sus inversiones obtengan buenos rendimientos con bajo riesgo

 Lo más importante para decidir si alguien requiere o no los servicios de un asesor financiero es tener en cuenta tres factores: su conocimiento y experiencia en temas de finanzas, si desea delegar ciertos aspectos de sus finanzas y si desea organizar eficientemente su capital. La asesoría financiera es muy importante para cualquier inversor, sin importar si es una persona de negocios o de familia.

Ipgtrader
0