asesoría financiera

En nuestra región (Panamá, Colombia, Venezuela y países cercanos) es común que la población en general crea que la asesoría financiera es sólo para personas con empresas, ejecutivos de alto nivel y pensionados o trabajadores que van de salida en su ciclo laboral, pero es de aclarar que es un grave error pensar esto, la asesoría financiera es uno de los elementos vitales para la generación de riqueza en una sociedad, son temas que deberían ser tratados inclusive, desde el colegio.

Revisaremos algunos aspectos básicos para entender dicha afirmación. Como concepto básico la riqueza se puede originar cuando la persona o núcleo familiar es capaz de crear un patrimonio, el patrimonio como concepto básico se entiende como el resultado entre los activos menos los pasivos (Activos – pasivos = Patrimonio). Ahora bien, repasemos algunos de los errores elementales que comete nuestra población en general, inclusive la que tiene educación superior. Como por ejemplo, cuando el recién graduado es capaz de conseguir su primer trabajo, lo primero que va a pensar es en comprarse un carro, o hacer una “inversión en ropa adecuada”, o en aumentar su “nivel de vida” saliendo a los lugares que en el pasado probablemente no podía ir, en últimas lo primero que piensa es en gastar. Y como tal gastar no necesariamente es un error pero si lo puede ser, la manera como se gestiona.

Pensemos en un segundo con la conciencia de la asesoría financiera lo siguiente, ¿cuál de los gastos anteriormente mencionados me van a generar activos?, la respuesta es sencilla, ninguno. Un activo es en palabras sencillas es todo lo que sea o pueda generar ingresos, ahora bien, pensemos por un segundo ¿tener un carro me genera ingresos?, repasemos, para que un carro funcione tendremos que gastar en gasolina, parqueaderos, intereses por la deuda y demás, ¿será que nos estará generando un ingreso? Probablemente no, inclusive para muchos de los que piensan que la compra de un apartamento lo es, no necesariamente es así, piense que cuando usted compra un apartamento, a no ser que lo compre de contado, o después de meses o años de ahorro que le permitirían pagar un porcentaje elevado del total del inmueble, ingresa a una deuda, esa deuda le va a generar un EGRESO, al que tendrá que sumarle gastos adicionales como administración, mejoras, y en algunos casos impuestos, de tal manera que, si esos egresos no son menores a los ingresos que este le genere, como concepto básico ese apartamento no es un ACTIVO, es un PASIVO.

Entender este concepto de activo como un generador de ingresos y el pasivo como un generador de egresos es lo que lo llevará rápidamente a decidir qué hacer con sus excedentes de capital.

Por último en este documento de Asesoría financiera en Panamá y países cercanos, queremos dejarle este mensaje, su objetivo para generar riqueza debe ser lograr que sus INGRESOS (salario, ingresos por su negocio etc.), sean mayores a sus PASIVOS (todo lo que no le genere ingresos), esto le permitirá tener en las manos la herramienta más importante de la generación de riqueza, EL AHORRO, si usted no es capaz de tener ahorros será imposible lograr obtener riqueza.

Por: Santiago Peña Diaz – IPG Securities Inc.

9 septiembre, 2015
Asesoría financiera
Ipgtrader
0

Asesoría-financiera

Cualquier empresa o individuo que solicite asesoría financiera tiene una expectativa en mente al momento de contratar dicho servicio: lo único que se espera es que aquel que nos presta un servicio tenga criterio y juicio.

Al asesor le corresponde brindarnos una gama de caminos a tomar, dándonos sus pros y contras, persuadiendosno﷽﷽﷽e brindarnos una gamasiterio y juicio. Al asesor le corresponde brindarnos una gamas de caminos a tomar, déndonos de cuál es la mejor opción o, en otras palabras, la inversión que nos hará llevar cierta holgura económica sin mayores preocupaciones, nunca lo contrario: el riesgo o la incertidumbre.

Sin embargo, aunque la falta de certeza no abunda en este ramo, existen casos de personas que han perdido su patrimonio o han tomado decisiones poco asertivas, y esto se debe al poco conocimiento que pueda tener el cliente en la materia.

Otro punto de incertidumbre es, en definitiva, determinar exactamente qué es lo que hay detrás de una inversión: nuestra ganancia y la ganancia de la persona que brinda el servicio.

Por ello es fundamental conocer y tener bien delineado qué es lo que nosotros queremos al contratar un servicio de asesoría financiera, si nuestra meta coincide por completo con lo que el asesor ofrece podremos saber que estamos contratando a la persona correcta para mantener asegurado y hacer crecer nuestros recursos.

Es importante, también, detenerse a pensar en el contexto social que nos rodea. Sabemos que hay un vacío en torno a los servicios o métodos que deben utilizarse para hacer una correcta inversión. Y con esto, estamos hablando de un aspecto muy distinto a lo que ofrecen las carreras de Economía o a los conocimientos que tiene la gente que estudia Contabilidad.

Podemos partir de una pieza básica: la mayoría de los asesores financieros de éxito, aquellos que tienen una trayectoria de culto y están bien cotizados, no asistieron nunca a una escuela de asesoría o consejo como tal.

La experiencia les dio forma y, en realidad, se trata de personas que cubren un perfil muy particular: capacidades ejecutivas muy altas, cierto grado de astucia, visión, talento para el análisis y la discriminación de datos e inclusive un  intuición e instinto bastante desarrollados.

Este vacío que mencionamos tiene dos caras: una positiva y una negativa. En primer lugar, podríamos decir que posiblemente no todas las personas o empresas que requieran este tipo de orientación son conscientes de todas las capacidades con las que debe cumplir el perfil del asesor, y por consecuencia, hay un mar de información y estrategias que se les escapan de las manos.

El reverso de esto bien puede ser que el hecho de requerir perfiles tan especializados y precisos para cumplir con ciertas labores hacer que esta profesión y servicio sean mucho más valorados.

Existen un par de puntos que abarcan mucho de la psicología y la condición humana, y que tanto todo asesor como toda persona que busca orientación debe tener en cuenta para no caer en trampas o salir perdiendo al final del camino. Al igual cuando asistimos a una entrevista de trabajo o vemos a una persona por primera vez, la primera impresión tiene un impacto que incluso puede permanecer durante muchos meses.

A esto debemos sumarle otro aspecto: la capacidad de vender. ¿Alguna vez hemos caído en la trampa de un comerciante aún y cuando no era nuestra intención o el producto que se nos ofrecía no llenaba nuestras expectativas y necesidades? Pues bien, muchas personas que solicitan asesoría financiera le dan más peso, a veces, a esta capacidad de vender para convencerse que a los datos duros, la información práctica y realista pesada en los dos extremos de la balanza.

Mencionábamos un poco más arriba que no existe una escuela de asesoría como tal, en términos concretos es una cuestión de experiencia, así como de aptitudes humanas y sociales. Por supuesto que hay que pasar por ciertos filtros para ser un asesor, pero la delicadeza de esto, puede hacer que el contratante se deje llevar por espejismos o falsas trayectoria sin percibirlo en lo mínimo.

Otro punto esencial es la claridad. Nos topamos con problemas de claridad todo el tiempo: al requerir un servicio, al comprar un producto, al explicar un tema, al discutir un asunto específico con alguien.

La claridad puede ser la llave del éxito del asesor, pero también puede ser la entrada a una trampa para la persona que necesita darle una buena dirección a su economía. Puesto que la claridad del lenguaje y la precisión para explicar son esenciales para aterrizar ideas y persuadir al otro, el contratante puede muy bien dejarse llevar por explicaciones fáciles sin haber calado bien el terreno al que va a ingresar su patrimonio.

Es necesario subrayar lo que ya dijimos: mucha gente que requiere asesoría se enfrenta a un vacío, y es muy posible que le cueste trabajo discernir entre un grupo de personas altamente capacitadas quién tiene la mejor opción para proteger su dinero.

También es importante subrayar que esto no es una regla o una constante, nuestra única intención en este artículo es brindarle al lector todas las precauciones posibles antes de contratar un servicio de este tipo.

Nosotros recomendamos

En materia de asesoría financiera estos son algunos de los consejos básicos que en IPG Trader le ofrecemos para que tenga la certeza de que su dinero se encontrará en buenas manos:

*Antes de decidirse por contratar este tipo de orientación, le sugerimos que se sumerja un poco en el tema. Saber a detalle lo que significan conceptos como el rendimiento o el riesgo puede ser un buen comienzo.

De esta manera le aseguramos que no habrá ningún vendedor intentando persuadirlo de arriesgar su capital o tomar una decisión que a corto o largo plazo lo perjudicará.

*Tener la mayor información posible sobre el asesor, su trayectoria y su currículum, y analizar la reacción o respuesta de éste al solicitarla, puede serle de mucha ayuda. Usted está contratando un servicio y tiene todo el derecho a sentirse seguro y respaldado.

*Pida toda la información a detalle de cómo su dinero servirá para beneficiarlo a usted, al asesor o a posibles tercero. Recalcamos lo mencionado arriba: si el asesor tiene las mismas metas y objetivos que usted, es más probable que su dinero pueda estar en un punto seguro y de aprovechamiento.

En IPG Trader hemos destacado por nuestro liderazgo y compromiso en materia de asesoría financiera. Acérquese a nosotros y con gusto resolveremos cualquier pregunta que tenga

28 abril, 2015
Asesoría financiera
Ipgtrader
0

asesoria-financiera

Hay quienes han llegado a pensar que las monedas y el capital de cada país oscilan muchas veces en un juego similar a la ruleta rusa, puede ser estudiado o predicho por expertos, o puede actuar de una forma reactiva que a algunos les parece casi producto del azar.

La asesoría financiera enfocada a un individuo o a un grupo empresarial puede ayudar de forma notable si se desconoce la situación económica y las variables por las que atraviesan ciertos países. Es importante ser consciente de que la ignorancia de esta información puede meter en callejones sin salida a grandes empresas.

Posiblemente sea un gasto que a muchas empresas o inversionistas podría parecerle  excesivo o inclusive fatuo, pero la decisión de optar por ayuda profesional puede definir los nuevos pasos que tomará su empresa o proyecto, acorde con las tendencias mundiales y previniendo siempre las fluctuaciones del camino.

De ser visto como un gasto superfluo, la contratación de un asesor tiene un peso esencial en la capacidad de expansión de cientos de empresas en diversos ramos.

Es muy posible que, considerando este panorama, cientos universidades han abierto opciones para titularse como un experto en materia financiera. Si bien sabemos que la necesidad de asesoría financiera ha adquirido importancia desde unas décadas para acá, es un oficio tan antiguo como la historia de la cultura y que, en la mayoría de las ocasiones le facilitado el trabajo a personajes o grupos de poder.

Para los grupos que ofrecen empréstitos, esta clase de servicios, ayudan a resolver las dudas y restricciones que tenga la persona beneficiada. Por lo común el perfil que debe llenar el asesor es el de una persona altamente capacitada para analizar a fondo los movimientos y los antecedentes de una empresa, prevenir los peligros más probables que podrían acontecerle al cliente, así como elaborar estrategias de comercialización dependiendo tanto de lo que se ofrece como de su público.

Sin embargo, este trabajo brindado a los grupos que ofrecen empréstitos es sólo un área especializada a dicho ramo (aplicable también a jubilaciones, afores o ahorros). De esta manera, se evita y lima lo más posible el engorroso proceso de lidiar con clientes cuyos adeudos y retrasos nos afectan notablemente.

Sobre el proceso de comercialización

El especialista en esta área se trata, como lo mencionábamos, de una persona altamente capacitada en estrategias y términos de comercialización empresarial, cuyo principal objetivo es posicionar y reafirmar a toda empresa o emprendedor en un mercado cada vez más competitivo.

Podría convertirse en la mano derecha, por ejemplo, de grandes corporaciones bancarias. Se trata de una profesión nueva que, podemos asegurarlos sin ninguna duda, se abrirá camino lentamente en nuestro continente.

Para poner un caso un poco más concreto y cercano, debemos recordar que muchos de los países de América Latina cuentan con un índice muy bajo de recaudación de impuestos.

A diferencia de lo que sucede en Estados Unidos, donde el número de ciudadanos que enfrenta problemas con su declaraciones es mucho menor, en Latinoamérica se desconoce buena parte del proceso y por ende, es mucho más sencillo y probable convertirse sin mayores esfuerzos en  una persona morosa. Posiblemente éste sea uno de los más concretos y claros ejemplos que podemos dar sobre  el tema.

Pero vamos a intentar ser un poco más claros en el tema para aquellos que todavía no lo tengan bien claro. El trabajo de asesoría financiera es aquel que ofrece un profesional en la materia, a través del cual podrá guiar a nuestra empresa a la hora de deliberar por un camino determinado en lo que a la economía, inversiones o riesgos del proyecto corresponde. El fin es muy sencillo: nuestros recursos deberán ser,  como consecuencia de las decisiones asertivas que se han tomado, cada vez más provechosos.

 

Algunos objetivos de la asesoría financiera

Entre los principales objetivos, logros y metas que repercutirán sobre la empresa que decide solicitar este tipo de servicios podemos enlistar brevemente los siguientes:

*Delimitar en tiempo y forma que objetivos se quiere alcanzar en torno a la economía empresarial (y por consecuencia a nuestros proyectos individuales).

*Conocer a fondo y ser conscientes de las pérdidas, ganancias, futuras inversiones y fondos que tiene nuestra empresa.

*La correcta asesoría puede permitirnos adquirir la capacidad para elaborar un esquema práctico, con los “pies bien puestos sobre la tierra” el cual puede ayudarnos a concretar los objetivos a corto, mediano y largo plazo.

*Entrar en materia o, en otras palabras, accionar (inclusive proyectar en qué momento es pertinente accionar) el “plan maestro” para que nuestra empresa pueda desarrollarse de forma expansiva.

El realismo es esencial para todo proyecto. Podríamos decir que cuantificar si nuestra empresa tiene la capacidad para manejar o administrar de forma correcta sus recursos y elaborar estrategias que puedan encajar en el panorama nacional o mundial es un ejercicio básico que, prácticamente, toda empresa debe plantearse en su inicio.

Lo mejor en este punto es ser honestos por completo: de creer que nuestro proyecto tiene la capacidad (y a menos de que entre sus fundadores se encuentre algún asesor financiero), es muy posible que en el pasado hayamos tomado alguna decisión poco asertiva respecto al estado y la proyección económica empresarial.

Nuestro equipo de profesionalismo tiene la frialdad y el realismo necesarios para conocer los límites a los que se debe llegar y hasta donde es justo y correcto arriesgarse a ambicionar.

En el ámbito individual éstas son algunas de las razones por las que se puede requerir la ayuda especializada de un asesor:

*Una persona consciente de que en su vejez (una situación lamentable pero muy presente en América Latina) dejará de ser funcional para la sociedad y que quiera vivir dignamente considerará tener un buen fondo de ahorro.

*Imprevistos como herencias (y los líos legales que en muchas ocasiones conllevan) salen mejor al paso con la asesoría financiera correcta.

*Un fondo especial para casarse o prever el destino de tus hijos es una de las decisiones más responsables que puedan tomarse.

*Estar al tanto ante un posible declive económico o devaluación en tu país, más aún si se tiene un buen capital juntado, requerirá de asesoría financiera profesional.

Somos los líderes en nuestro ramo. Acércate a nosotros y te atenderemos con gusto para sacar adelante tu empresa o proyecto de vida.

20 abril, 2015
Asesoría financiera
Ipgtrader
0