Forex Panama

Forex PanamaFOREX, el mercado de divisas, ha sido un mercado difícil de entender y asimilar en muchos países de Sur y Centroamérica. El FOREX en Panamá ha dado pasos contundentes en el camino de ser bien regulado, entendido y bien trabajado para quienes están bajo para su jurisdicción. La falta de entendimiento en cuanto a estos productos es en gran parte la principal causa de la falta de regulación, e incluso de no tener las reglas claras tanto para las casas de bolsa como para los inversionistas. No hay que entender que es un mercado de alto riesgo al tener implícito un apalancamiento.

Todo potencial inversionista en FOREX, debe -antes de invertir-, procurar lo siguiente:

  • Asegurarse de que la empresa que le ofrece inversiones en FOREX, sea un ente autorizado con licencia expedida por la Superintendencia.
  • Obtener de dicho ente regulador o intermediario toda la información que precise sobre este tipo de inversión, en particular sobre los riesgos que involucra.
  • Asegurarse de que las relaciones con el intermediario se formalicen en un documento contractual y retener una copia del mismo.
  • Dar seguimiento activo a sus inversiones mediante estados de cuenta o acceso en línea.

En Panamá, la utilización del mercado FOREX o la compra y venta de divisas,promete a través del mercadeo hacer rica a una persona en cuestión de semanas, días o incluso horas, cual si fuera una apuesta hípica. Sin embargo, no ha despegado en el país entre los inversionistas locales; pero, según las propias casas de valores, su presencia y regulación es altamentenecesaria.

Diversos especialistas en temas bursátiles coincidieron en que el que se esté promoviendo su regulación a través de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) de Panamá y ya se tenga a mano como una opción, es de suma importancia.Para ello, se buscará que las nuevas regulaciones respondan a preocupaciones del FOREX en Panamá en relación a un número relevante de casas operativas que vendían asesoría y desarrollo de actividades en el mercado de divisas sin la necesidad de obtener una licencia o aprobación por parte del Gobierno.